Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Sorry We Missed You", la no conciliación

Lunes 4 de noviembre de 2019, 13:06

La familia de Riky Turner ha intentado salir adelante como ha podido desde la crisis de 2008. Ahora se le presenta una nueva oportunidad trabajando como emprendedor para una gran empresa de reparto. Las largas jornadas de trabajo terminan por erosionar a que, hasta entonces, era una familia cohesionada.

Nadie discute la calidad narrativa del británico Ken Loach. Sobrepasados los ochenta mantiene su pulso firme a la hora de contar las historias en las que mejor se desenvuelve. Nos referimos a las que afectan a personas trabajadoras absorbidas por el sistema. En ellas tiene mucho que ver el guionista escocés Paul Laverty, pareja de la cineasta Iciar Bollaín. Entre ambos nos introducen en un mundo gélido y doloroso de los personajes más frágiles del sistema. Su título hace referencia al mensaje que deja Amazon en el Reino Unido cuando no están en casa para recibir un envío.
Sorry We Missed You, la no conciliación


Es posible que nos engañen porque sus historias están bien construidas y la puesta en escena nos envuelve hasta sufrir por esos seres humanos condenados a una fatalidad extrema. No firman siempre la misma película, ni tan siquiera es similar, pero nos recuerdan a cada paso las diferencias cada vez mayores entre la clase obrera y el capitalismo. Aquella trata de salir a flote, pero siempre se encuentra con el freno suficiente para hundirse más en el fango mientras los que gozan de un estatus económico superior alimentan su cuenta corriente y hacen más inalcanzable a cada paso su pedestal.

También es cierto que el tándem Laverty-Loach deja siempre una puerta entornada, un rayo de esperanza para que no salgas del patio de butacas hundido y atormentado. Esta propuesta mantiene la norma, aunque el final, cuando de verdad la expectativa no se frustra totalmente, parece forzada para que la tragedia no nos explote en el cerebro. Algunas pinceladas de humor, igualmente recurrentes en propuestas anteriores, se encuentran aquí mucho menos animadas. En el polo opuesto de lo que sucedía en su film anterior, Yo, Daniel Black, que significó su segunda Palma de Oro en Cannes.

Ricky Turner -Kris Hitchen- vive en Newcastle e intenta salir a flote después de haber recurrido desde 2008 a varios trabajos mal remunerados. Es íntegro y nunca ha cobrado el paro ni se ha aprovechado de las posibilidades que ofrece el sistema. Tiene ante sí el reto de recuperarse económicamente trabajando para una gran compañía de reparto. Como bien le dice el supervisor Gavin Maloney -Ross Brewster- tiene la posibilidad de ser su propio jefe. No trabajas para nosotros, participas en el negocio. Una falacia, puesto que el protagonista ha de adquirir una furgoneta si no quiere alquilarla a la empresa por cinco veces más de su costo mensual. Si falla con las entregas o pierde el escáner que facilita el seguimiento de su ruta y de los paquetes, estará sujeto a fuertes multas.

La idea de Ricky es ganar lo suficiente como para dar la entrada para adquirir una casa propia, lo que se frustró con la llegada de la crisis. Para comprar el vehículo de segunda mano que le permitirá cumplir con su trabajo, vende el único bien familiar, el auto con el que su esposa Abby -espléndido debut de Debbie Honeywood- se desplaza en su oficio de cuidadora a ancianos o impedidos. Aparentemente, nada puede fallar, y sin embargo todo se desmorona.

Al margen de las fuertes sanciones a las que está expuesto el personaje central, hay que incluir las más de doce horas que durante seis días a la semana cumple en la empresa. Otro tanto sucede con su esposa, que ahora debe desplazarse en autobús de un lado a otro de la ciudad. La conciliación no existe, y mucho menos la vida familiar que hasta el momento presentaba una gran cohesión. La pequeña Liza Jane -Katie Proctor-, se hace pis en la cama con once años ante las constantes discusiones e idas y venidas sin sentido de los demás.

La peor parte es para Seb -Rhys Stone-, de dieciséis. que decide no ir a clase y formar parte de un grupo de grafiteros que le lleva, incluso, a robar botes de pintura. Sucedió en una gran superficie perteneciente a una cadena de establecimientos y no a un comercio pequeño, afirma como disculpándose. Un ejemplo más de como Laverty y Loach demonizan al capitalismo, siempre dispuesto a sacrificar a la clase obreras, el eslabón más débil.

Los responsables de esta producción saben utilizar perfectamente sus argumentos para que su tesis resulte poco menos que irrebatible. Lo hacen desde el costumbrismo y el drama social para ahondar en la tragedia. Convincentes al máximo, se mantienen rígidos en sus argumentos, aunque terminen haciéndose trampas en el solitario. No son determinantes para que firmen un largometraje desconsolador, con las emociones a flor de piel, que termina hiriendo al espectador porque afecta a su parte más sensible. Una puesta en escena irrefutable y una sólida interpretación determinan una propuesta que hará feliz a los seguidores de Loach y perturbará a los que no lo sean. Sin embargo, dista mucho de estar a la altura de sus mejores trabajos.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Noviembre
PESADILLA EN ELM STREET 5
NO
SPIDER-MAN LEJOS DE CASA
EXPEDIENTE X PRIMERA TEMPORADA VOLUMEN 1
EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS ANIMALES VOLUMEN 12: LOS CIERVOS
GLASS (CRISTAL)
LA VIDA PRIVADA DE UNA OBRA MAESTRA: ESCULTURAS
THE PURGE: LA NOCHE DE LAS BESTIAS
ROMEO DEBE MORIR
EL REY LEON (2019)
> TOP Noviembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información